La cosecha de las nueces en España

La cosecha de las nueces en España

El clima de cada lugar y el tipo de variedad de cultivo de nueces en España juega un papel muy importante en las fechas de recolección de este fruto seco. El crecimiento del fruto suele darse entre los meses de mayo y junio, mientras que el llenado de las nueces se produce entre finales de julio y principios de septiembre.

¿Cuándo hay que recogerlas del nogal?

La cosecha de las nueces se celebra cada año entre los meses de septiembre y de noviembre. Tiene lugar cuando el casco de la nuez, la envoltura verde que la recubre, se agrieta y la cáscara se vuelve oscura y húmeda. Cuando el casco se abre, deja a la vista la nuez de color marrón claro.

La apertura de la envoltura se ve favorecida por la elevada humedad ambiental y las lluvias. Es el momento en el que los nogales se agitan para que las nueces caigan al suelo. Estas nueces que caen al suelo se recogen y son lavadas antes de ser secadas, a excepción de las nueces frescas.

No obstante, no todas las nueces maduran al mismo tiempo, ya que suelen hacerlo a lo largo de un periodo que abarca entre 1 mes y 45 días. La maduración más temprana se produce a principios de septiembre y la más tardía a finales de octubre.

Variedades como la nuez Chico, Payne, Ronde de Montignac, Serr o Tulare tienen un proceso de maduración temprano. Las más tardías suelen ser las variedades de nueces Candelou, Franquette, Ivarto y Meylannaise.